Posted by : Eduardo García sábado, 29 de diciembre de 2012


Como ya sabrán, la comentada posible salida de Britney Spears del programa X Factor ha dado lugar a miles de comentarios, entre crueles y otros que intentan justificar las bajas cifras obtenidas luego de la llegada de la artista al programa. Y si bien, nada está del todo claro aún, hay quienes incluso dan por sentada la noticia considerando que su más grande competencia (The Voice) logró picos de rating mayores en un 10% semana a semana. En pocas palabras, si 'X Factor USA' conseguía una audiencia de 12 millones al día, The Voice conseguía 'aplastarlo' con 15.8 millones de personas detrás del televisor pendientes por querer conocer el nombre de quien se convertiría en el próximo ídolo de esa parte del continente. 

Esto último, talla, de igual manera, como uno de los puntos bajos más resaltantes de X Factor debido a que durante sus dos primeras temporadas, el programa no ha conseguido generar estrella de éxito de ningún tipo con sus dos primeros ganadores (Melanie Amaro y Tate Stevens), algo que SÍ le funciona y de maravilla en Reino Unido. Ahí están Leona Lewis, Olly Murs, One Direction y Cher Lloyd, varios de ellos sin siquiera haber logrado alzarse con el trofeo del programa. 

En resumen, ni la entrada de Britney, ni la de Demi rindieron los frutos que esperaba el equipo de X Factor generasen, no logran superar en rating a The Voice y mucho menos dar vida a una nueva estrella en la constelación cada vez más grande gracias, no a X Factor ni a The Voice, sino a American Idol, aquél formato que el próximo año vuelve con Mariah Carey y Nicki Minaj a la cabeza y que recientemente hizo de Phillip Phillips el nuevo ídolo de la música country con un álbum debut habiendo debutado en la cuarta posición del Billboard 200 a una semana de haber sido lanzado. 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Oh! My Top News - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -