Posted by : Eduardo García sábado, 7 de abril de 2012


Karl Lagerfeld es muy fan de hacer amigos. Hace unas semanas, llamó a Adele gorda, eso sí, de forma discreta y elegante, lo que no quita que el revuelo se montara igual, porque criticar a Adele no es algo que quieras hacer cuando la mujer no tiene dedos en cuerpo para contar los millones de discos que ha vendido.

Lagerfeld se ha dado cuenta de eso, y ha dejado su orgullo de lado para volver a ganarse al público y, por qué no, a la intérprete de ‘Chasing Pavements’. ¿Y cuál es su forma de pedir perdón? Con dinero, como buen rico. Ha pedido a sus ayudantes que inunden la casa de Adele con bolsos exclusivísimos de Chanel, con la intención de tenerla contenta e incluso llegar a un acuerdo para trabajar juntos en un futuro. De hecho, ya está pensando en pedirle que sea la imagen de la marca Chanel Mademoiselle cuando el contrato con Blake Lively expire.

Ahora todos los ojos están puestos en la reacción de Adele, que no se pronunció sobre la crítica del diseñador, y suponemos que si ahora contesta algo, será en plan diplomática y divertida, algo así como “si me harán estos regalos cuando me llamen gorda, ¡que me llamen todos gorda!”.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Oh! My Top News - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -