Posted by : Eduardo García lunes, 21 de enero de 2013


Ayer por la noche fue emitido el segundo episodio del recientemente reestrenado programa American Idol. Esta vez, los concursantes se dieron cita en la ciudad de Chicago y, como en todo espectáculo de enorme convocatoria en Los Estados Unidos, era de esperarse que algo como lo que estamos a punto de mostrarles, sucediese. 

Atrás quedó el enfrentamiento entre Mariah y Nicki, gracias a lo cual el programa vuelve a entregarnos lo que tanto vino ofreciendo. Y eso fue, para sorpresa de muchos, talento, pero no cualquier talento, sino uno especial cuyo dueño es Lazaro Arbos. Ustedes no lo conocen. Por lo pronto, les diremos que es cubano, que reside en Estados Unidos desde que tenía 6 años y que es... tartamudo. 

A primera vista, los jueces supieron que no sería fácil. Las expresiones en sus rostros reflejaban temor, algo comprensible cuando, dada la dificultad que enfrenta el concursante, uno piensa que ya terminada su performance se verá forzado a decirle que no aún cuando muy adentro desea decirle que sí.

El desenlace resultó siendo muy inspirador. Años de soledad fueron usados como un propulsor de vida en el interior de Lazaro quien aprovechó sus momentos libres en los cuales nadie lo invitaba a salir debido a que no tenía amigos, para cantar.

Sin nada más que decir, los invitamos a que vean el vídeo:

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Oh! My Top News - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -